Riba-roja aprueba un aumento del almacenaje de mercancías en los polígonos de hasta 25 metros de altura para competir con Madrid y Barcelona

Fuente: www.ribarroja.es

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado de forma definitiva la propuesta del equipo de gobierno -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- para aumentar notablemente la capacidad de almacenaje en las empresas de los polígonos industriales que, de esta forma, podrán llegar hasta los 25 metro de altura en la cornisa de las fachadas de las naves.

Esta iniciativa municipal pretende ayudar a las empresas implantadas sobre los 6 millones de metros cuadrados de suelo industrial a competir con las grandes urbes como Madrid, Barcelona y Zaragoza, entre otras, y, por tanto, se evitará que algunas de las citadas mercantiles puedan trasladarse a otros emplazamientos para continuar con su expansión económica.

La decisión aprobada ahora se toma después de que en la sesión del pasado mes de febrero no saliese adelante en el pleno municipal de Riba-roja de Túria por una falta de quorum en la votación. La medida ha quedado refrendada con los votos a favor del equipo de gobierno y Ciudadanos, la abstención de Ribarroja Puede y el voto contrario del Partido Popular.

Con la entrada en funcionamiento de esta iniciativa, las empresas asentadas en los polígonos industriales podrán aumentar su capacidad de almacenamiento en términos generales de 11 a 14 metros de altura mientras que en otras áreas podrán llegar hasta los 25 metros de altura en la cornisa de las fachadas de las naves que desde ahora se verán beneficiadas en su trabajo diario.

El aumento en la capacidad de almacenamiento de las naves industriales es una respuesta rápida y eficaz ante las demandas de las entidades empresariales que venían reclamando para aumentar su competitividad frente a otras zonas de España y que fueron expuestas en el transcurso del I Foro Logístico que se celebró el pasado año en Riba-roja de Túria ante decenas de empresarios de otras zonas españolas.

La mayoría de las reivindicaciones recibidas por el ayuntamiento por parte de las asociaciones de empresarios se centra en las limitaciones que el actual plan general de ordenación urbana (PGOU) recoge en su texto que ha tenido que ser modificado por el equipo de gobierno y, posteriormente, validado por el pleno municipal de Riba-roja para su entrada en funcionamiento.

Los polígonos industriales de Riba-roja aglutinan actualmente más de 800 empresas y están radicados en una zona geoestratégica indudable por su cercanía con el puerto de Manises, el puerto de Valencia y su proximidad a algunas carreteras como el by-pass y la A7 además de la N-III que le une en un tiempo reducido con las principales ciudades de España y con los principales países de centro Europa.

Con la ampliación aprobada se verán notablemente beneficiados los polígonos industriales de El Oliveral, los sectores 12 y 13, el By-pass, Casanova, Masía de San Antonio de Poyo, Masía de Baló y Bassa que, de esta forma, podrán almacenar hasta 14 metros de mercancías en altura frente a los 11 que se pueden almacenar en la actualidad. Por su parte, el polígono Entrevies carecería de límites de altura mientras que el sector 14 podría hacerlo hasta 25 metros.

El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado «la importancia de aprobar esta propuesta del equipo de gobierno puesto que permitirán competir a las empresas de nuestra ciudad con las grandes áreas metropolitanas de España y que, sin duda, redundará con una expansión de la actividad empresarial y, por tanto, supondrá una mejora en los niveles de empleo».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *